Vivir con objetivos

Vivir con objetivos.

Siempre he necesitado hacer las cosas con un fin, sobre todo en el ámbito deportivo, cuando he entrenado simplemente por entrenar sin ninguna motivación, acababa siempre fracasando. Cuando no sabes donde quieres llegar, es muy difícil hacer las cosas bien y estar a gusto con lo que haces.

Hay que tener un objetivo en mente, saber donde quieres llegar, una meta final, en todo en la vida. Pero en el deporte sobre todo, en mi caso solo he conseguido lograr cosas cuando me las he propuesto como metas, ya sean a largo plazo, medio o corto.

Por ejemplo el caso del objetivo IronMan, es un objetivo a largo plazo, no es cuestión de mañana hacer un IronMan y ya está, no, hay un camino con objetivos a corto plazo, objetivo a medio plazo, para por fin poder alcanzar el objetivo final.

DREAM BIG, SET GOALS, TAKE ACTION

Para poder llegar a ser un Ironman antes hay que conseguir correr una distancia considerada, aprender a nadar, acostumbrarte a estar horas y horas en la bici, y todo esto es parte del proceso, y lo bonito de los objetivos, no es cumplirlo, si no el esfuerzo que te ha supuesto. ¿A que no valorarías para nada tener una medalla de IronMan que ha ganado otro, o que te has encontrado en el suelo?

Obviamente valoras las cosas porque te han costado conseguirlas, después de haber sacrificado horas y horas de tu tiempo en entrenar, después de haber sufrido, de haberte cansado, de haberte lesionado, de haber cambiado horas de ocio, por horas de entrenamiento, después de todo esto… es cuando realmente valoras haber logrado algo.

A mi me ha costado darme cuenta de esto, yo siempre lo quiero todo ya, ahora y sin esfuerzo, y no, las cosas hay que ir lograndolas poco a poco, y si eres un ansias como yo, la mejor forma es tener un objetivo a largo plazo y muchos objetivos a corto plazo que te den esa satisfacción maá

Por eso uno de los puntos principales de mi filosofía de vida es, VIVIR CON OBJETIVOS. Siempre teniendo en mente a donde quiero llegar y trabajando para ello, aunque se crucen otras metas secundarias en el camino, siempre teniendo en mente donde estoy y donde quiero llegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *